Normas de vestir que puedes infringir

Cada temporada trae consigo una serie de normas al momento de vestir que, consciente o inconscientemente, la mayoría de nosotros seguimos. Y es que más que tratarse de un tema de tendencia se trata de supervivencia. Así cómo en temporada invernal estaría fuera de lugar usar blusas con estampado tropical, en verano sería una locura usar un vestido de lana. Sobre todo cuando el termómetro pasa de los 30 grados y le agradeces con todo tu corazón al genio que inventó el aire acondicionado.

Pero, dentro de las tantas políticas ampliamente aceptadas para disfrutar del verano lo más chic y cómodamente posible, existen algunos NO que se pueden convertir en los mejores SI, al usarlos de forma correcta. Prendas que por su color, material o estampado pensarías que pertenecen a otra temporada completamente diferente pero que hoy, usadas con inteligencia, pueden ser las piezas más exitosas de todo tu atuendo.

Los siguientes son algunas normas que hay que infringir sin miedo a nada, más que para captar el doble de miradas.

1. El negro

Este tono imperdonable en invierno a muchos les puede parecer inapropiado para verano. Y es que, aunque es verdad que el color absorbe más calor, la realidad es que si eliges usas materiales ligeros, así como cortes amplios que permitan el paso del aire, seguramente no solo lucirás elegante y minimalista, tampoco envidiarás la frescura de tus amigas en tonos claros. Opta por un look monocromático.

2.  No mezcles oro con plata

Quizás tu mamá cumplía con esa regla pero tú no tienes por qué hacerlo. Ya sea en tus zapatos y bolsos o accesorios como el reloj, el dorado y el plata se complementan.

3.  La Gamuza

Admite que de solo pensar en  gamuza ya te dio calor. Pero la realidad es que este material es una de las apuestas ganadoras de esta temporada. Con su espíritu natural y su textura suave, le da a cualquier vestimena carácter, sobre todo cuando eliges faldas, blusas y hasta pantalones de corte retro, que está súper de moda. El truco es manejar el material con medida: si vas a usar un top de gamuza, puedes combinarlo con un chaleco súper fresco de crochet; si tu top es de gamuza, puedes usar una mini falda de jean desgastada y sandalias. Todo lo que necesitas es encontrar el balance.

4.  El estampado de cuadros

Este estampado a cuadros es un favorito de invierno. Pero, aunque esto puede ser cierto para muchos de nosotros, otra cosa muy real es que este estampado está pisando fuerte este verano. El truco es buscarlo en tonos como el coral, azul, amarillo y verde. 

5.  El bolso y los zapatos deben combinar

Qué!!! A ver, si quieres usar cartera y zapatos azules no nos vamos a oponer pero no necesariamente tienen que ser del mismo color. Es más, una combinación diferente y jugada de accesorios puede enaltecer tu look.

6.  Las botas

Obviamente las sandalias y los tenis de materiales frescos son necesarios, pero unos botines de cuero pueden darle a tu atuendo una cantidad bastante apropiada de “chica mala” que ningún otro calzado le puede dar. Eso sí: cuando decidas usarlos opta por el look más relajado y fresco que puedas imaginar (puede ser una blusa holgada y shorts de corte alto, un vestido amplio de lino, o una mezcla de todo lo mini junto). Haz la prueba. 

7.  Estampados combinados

Hace una década atrás, no podría imaginarse la combinación de estampados. Sin embargo, el mix de estampas ganó las calles y se popularizó en el street style (y en las pasarelas) de las capitales de la moda. Animal print y cuadros, todo es válido.

comments powered by Disqus